jueves, 23 de febrero de 2012

Historia sobre un libro perdido…

“Me podréis dejar desnudo por un día, pero yo os desnudaré el alma por toda la eternidad…” Geoffrey Chaucer.

Cuando comencé en esta andadura de dar a conocer a través de la red, la historia olvidada del maravilloso pueblo que me vio nacer, basé la mayoría de mis entradas en el libro, que el señor D. Alberto de Aguilar,  escribió,  “Illescas, notas histórico Artísticas” de la editorial Hauser y Menet.

Este libro cayó en mis manos hace mucho tiempo, olvidado en una estantería de la casa paterna de mi esposo, me lo cedieron con alegría y mi suegro, cual del abuelo cebolleta se tratase, me contó, como lo obtuvo, que era de la casa del propio D. Alberto, donde hacía muchos años, junto con su hermano, habían realizado unas pequeñas obras, y se lo había obsequiado.

Mi gran error quizás fue la imprudencia de la propia juventud, el decir a todo el que le interesaba la historia, que era poseedora del libro, algunos jóvenes de la localidad me lo pidieron para hacer fotocopias, entre ellos un ex concejal de urbanismo, de cuyo nombre me gustaría no acordarme, pero que omitiré,  pues los ciudadanos de Illescas creo de sobras que saben de quién se trata.

Gustosamente hicimos las fotocopias, pero un buen día llegó, el primogénito de la casa paterna  a reclamarme el libro, exponiendo una serie de circunstancias por las cuales, le pertenecía a el y no a mi. Incluso, poniendo en entre dicho, lo que el padre de mi esposo, me había indicado, por lo cual, opté tras mucho meditar, dos cosas o ofrecerle un plato de lentejas a cambio, como el hermano de Aarón, cosa que quizás hubiese agradecido, o  darle el libro y aquí paz y después gloria.
Donde estará ese ejemplar???? Pues conociendo a la pareja de este sujeto, seguro que en la basura o en algún rastrillo, pues segura estoy de que ni siquiera se dignaron a mirar de qué se trataba, hacia años que dormía solitario y olvidado en la  estantería donde yo lo encontré,  sin que nadie lo reclamase, ni lo mirase, ni lo ojease y si se han desecho de el, estará en el fondo de algún cajón igualmente relegado.

Esto, es como muy de la humanidad, los niños pequeños lo hacen mucho, basta que tengas todos los juguetes desparramados y sin hacerlos caso alguno, que cuando llega el vecino  y se pone a jugar con ellos, a ti se te antoja, pero visto lo visto, hay ciertas personas  que no maduran nunca, y les pasa también de mayores.

Como yo tenía los datos, tenía las fotocopias, pues estudié el libro a fondo, lo suficiente para aventurarme en distintos acontecimientos como articulista amateur y al final  con esta página, que tengo que decir, cada día tiene más seguidores, y más entradas, y por eso estoy agradecida.

Pero… la vida, nos da a veces lo que verdaderamente nos merecemos, y a mi personalmente me a dado un compañero maravilloso que no para de buscar cosas que sabe que me agradan enormemente, esta navidad me obsequió con una máquina de escribir “Remington” de principios de siglo, y ayer… ayer, llegó este libro a casa, 

venía desde A Coruña, tengo que poner el nombre de la librería por que estoy tan emocionada, que no quepo en mí, es la “librería de viejo O´recumcho”, qué como llegó ese libro hasta allí????, lo ignoro, pero me alegro de que estuviese, y de que lo vendiesen, ahora tengo el mío, el propio, no tengo que inventarme excusas absurdas para arrebatárselo a nadie, tan solamente por envidia.

Espero seguir mucho tiempo con esta página, escribiendo cosas sobre este maravilloso pueblo, se de buena tinta, por lo mucho que busco e investigo, que hay mucha historia escrita, muchos autores que pasaron por sus calles, gente que se paró a admirar la belleza de los cuadros del Greco o la magnificencia de la Torre de Santa María ( ahora en restauración) pero pese a los años, y los siglos, no hay nadie , que quiera más este pueblo como yo misma, y me duele tanto verlo en manos de desaprensivos politicastros, tanto como me dolió deshacerme de aquel libro que me abrió las puertas para conocer, toda la historia de aquellos que nos antecedieron.

Quizás algún día pase como con el libro… todo vuelva donde lo aprecien en toda su magnitud.

“La envidia en los hombres muestra cuán desdichados se sienten, y su constante atención a lo que hacen o dejan de hacer los demás, muestra cuánto se aburren.”

Arthur Schopenhauer (1788-1860) Filósofo alemán.

2 comentarios:

  1. :o Bueno, pero ya está encontrado
    Y muchas gracias por el consejo para mi historia Caso Ariadna sobre la franja temporal, pues tienes mucha razón :D
    Da gusto que la gente te ayude a mejorar día a día

    Muchos besos

    ResponderEliminar
  2. Feliz día, amiga!! Que pases un buen día!

    ResponderEliminar