jueves, 3 de noviembre de 2011

Illescas más allá del Atlántico.

Hace unos cuantos años mirando cosas por la red, , acabé por casualidad en una página del foro Ciudad, donde en el pueblo de Illescas, una persona desde Uruguay solicitaba información sobre nuestro pueblo, me llamó poderosamente la atención pues la petición estaba puesta de bastantes meses  atrás y no había tenido ningún mensaje como respuesta. Como esta persona que me refiero había dejado su dirección de correo electrónico, tuve el atrevimiento de dirigirme a él, por si se acordaba de haber escrito y que era lo que buscaba alguien tan alejado de nosotros. (No olvidemos que Uruguay está en la frontera con Argentina) Con agradable sorpresa, algunos días después, tuve respuesta desde el otro lado del charco:

“Estimada Amiga: Realmente me había extrañado no recibir ni siquiera un OK de algunos de quienes habiendo nacido en Illescas (de la Madre Patria), se enteraran que aquí en Uruguay también hay un Illescas. En realidad es una alegría poder entrar en contacto gracias a tu disposición. Te cuento que nuestro pueblo es una pequeña localidad en cuya planta urbana viven apenas trescientas personas, con una zona de influencia en el ámbito rural que habitan no más de cuatrocientas personas. Tenemos mucho interés en buscar en los orígenes de nuestro nombre la vinculación con Ustedes. Estamos realizando un trabajo de antecedentes para poder enviarlo a vuestras autoridades y compartirlo, naturalmente nos gustaría mucho que vuestra Illescas tuviera una especie de padrinazgo para con la nuestra y de ese modo poder lograr vuestro apoyo para el desarrollo de nuestra comunidad.”

Cual no sería mi asombro al comprobar que efectivamente en el libro sobre la “Historia de Illescas” cuyo autor Francisco Romo de Arce y Torrejón tuvo a bien recopilar datos en su día,( para que nuestra historia no cayera en el olvido), en el citado libro , viene una pequeña referencia a el Illescas de Uruguay, oportunamente intenté ponerme en contacto con el concejal de Cultura, pero sin resultado ninguno, tampoco mejoró mi suerte cuando lo intenté en la casa de Cultura , el responsable nunca estaba disponible. Y así pasó y pasó el tiempo…no habiendo recibido llamada alguna por parte de ninguna entidad.
Con gran desconsuelo volví a escribir, al Uruguay, amablemente me respondieron con más datos sobre ese Illescas pequeñito de tan solo cuatrocientos habitantes

“En realidad hemos querido tomar contacto con el Ayuntamiento, o con alguien de allí que nos pudiera ayudar en una búsqueda de los antecedentes que nos interesan pero no hemos podido. También en su momento tomamos contacto con una asociación de profesores de Illescas que se mostraron en principio interesados en estar en comunicación, pero no recibimos más mensajes.
En realidad manejamos muy pocos antecedentes del origen de nuestra localidad. Esta asentada en un paraje que fue fraccionado en terrenos de pequeñas proporciones para viviendas, fraccionamiento que hizo el dueño de esas tierras. En ese lugar existe una estación de ferrocarril que lleva el nombre Illescas y de allí la localidad, seguramente previo el paraje se conociera por ese nombre. Por que esa denominación?, a ciencia cierta no lo conocemos y la información recopilada hoy día es muy poca, pero una línea de investigación es la siguiente:
En el Siglo XVIII y posteriormente, en la Banda Oriental del Río de la Plata (actualmente ese es el territorio de la Republica Oriental del Uruguay, si quieres ubicarte geográficamente podrás encontrar en la Enciclopedia Encarta el mapa de Illescas y progresivamente su ubicación en el País y la Región), se desarrolló la ganadería de bovinos. En realidad nuestro territorio no tuvo ni tiene riquezas minerales de las corrientes en muchos países de América como es el caso del oro, la plata, etc., el territorio fungía como frontera entre el Imperio de Portugal, luego de Brasil y el del Reino de España. Este gran territorio, con praderas naturales de ricos pastos ( que hoy alimentan a 12 millones de bovinos que producen "carne natural" sin aditivos de ningún tipo ni suplementación alimentaria riesgosa para los animales y 16 millones de ovinos), abrigos también naturales para la procreación del ganado, luego de su introducción a fines del S XVII, se convirtió en una gran hacienda, sin alambradas naturalmente, en la que las ganaderías denominadas "cimarronas" porque crecían en libertad y no eran de nadie en especial aunque sobre ellas naturalmente tenía derechos la Corona. El Reino entonces se decidió a explotar esta riqueza, aunque en aquella época solo se les extraía el cuero y la lengua, para ello se realizaban grandes rodeos de miles de ejemplares y luego se les conducía en tropas enormes a las zonas donde se  les sacrificaba.


Quienes realizaban estos encierros, estos rodeos?, personas especialmente autorizadas de origen español a quienes se les asignaba una zona y allí determinaban el lugar para hacer los encierros. En la región de Illescas la toponimia recoge apellidos y nombres de personas que tuvieron esos permisos y muy probablemente en ese preciso lugar, donde existen unas elevaciones del terreno muy pintorescas aunque no superan los 200 metros que se denominan " Cerros de Illescas" alguien de ese apellido o originario de vuestra Illescas tuvo permiso de encierro de ganaderías, lo que resultó en la denominación actual. La presunción va de la mano del origen habitual de quienes se dedicaban a esa actividad y vinieron a nuestro países en el Río de la Plata probando suerte, eran gente dura del quehacer de la campaña, y naturalmente debían lidiar con gente difícil que integraba poco menos que ejércitos privados (indígenas, desertores, gente expulsada por la ciudad, etc.) dedicados a estos duros menesteres. En general eran originarios de Castilla o Extremadura.


Creo que una muy buena contribución a nuestra humilde pretensión sería conocer si en Illescas de ustedes se puede conocer quienes salieron de allí para el Río de la Plata en el S XVII ó XVIII que pudieran haberse dedicado a estas actividades, queda hecho el desafío entonces.
Por otra parte, seguramente sería maravilloso poder trabajar para lograr una relación intensa entre nuestras localidades (teniendo en cuenta la dimensión y posibilidades que tiene la vuestra y lo diminuta y poco pretensiosa que es la nuestra), pero de todos modos sin llegar a un hermanamiento sería muy importante lograr al menos un padrinazgo de la vuestra a la nuestra para poder ayudarnos mutuamente.
En los primeros días de Marzo la escuela No. 20 (Rural) de Illescas que cuenta con veinte alumnos y una sola maestra, contará con conexión a Internet (pues en el pueblo la telefonía es inalámbrica y hasta hoy ha habido serias dificultades para logra conexión), por gestiones que hemos realizado con la compañía telefónica y será posible que los niños que lo deseen puedan tomar contacto con Ustedes, sería muy interesante.
Bueno ha sido un gusto tomar contacto nuevamente.”

 Con todos estos datos nuevos, intenté una vez más ponerme en contacto con alguien que me pudiese ayudar para investigar sobre lo que mi nuevo amigo me pedía, pero a nadie parecía interesarle.
Unos meses después, a pocos días de las las elecciones locales de 2007,  tuve la grata sorpresa de que el señor Jaime Trobo ( que así es como se llama mi contacto) visitase España, este señor que es Diputado por Uruguay, tenia que dar una charlas y asistir a una boda en Madrid, mi gran suerte es que él,  personalmente cogió el autobús y se dispuso a visitar nuestro Illescas, quedándose sorprendido de el crecimiento que tenía y el poco  patrimonio artístico que conservamos, fue una mañana agradable que terminamos con un
_ Tal vez, si el alcalde me recibe, volveré_.
 Así fue, antes de su vuelta a Montevideo el señor Jaime Trobo volvió, previa cita desde la embajada, y tuvo una entrevista con el señor Tofiño, (anterior alcalde de Illescas) el cual quedó muy  sorprendido por mi presencia, y más tratándose de un personaje como el señor Trobo, que se codea con presidentes y expresidentes de gobierno entre otras personalidades, aunque es una persona campechana y franca y que he tenido el gusto de conocer. No se de que se habló en dicha entrevista, pero fue corta aunque cordial, al señor Tofiño todo aquello le debió sonar a Chino y con su amabilidad de bambalinas, le prometió al señor Trobo, hacer todo lo posible para hacer viable su petición.
Aún estamos esperando…


Algún tiempo después, en una entrevista  para la revista “ecos” el señor Tofiño tuvo la desfachatez de hablar de aquel encuentro como de alguien aprovechado, al que solo le interesaba el dinero que el ayuntamiento pudiese darles, supongo que por la condición de que el partido del señor Trobo, viene a ser como la derecha en España y es amigo personal del Señor Aznar.
Con todo esto, al final, los Illescanos de uno y otro lado del charco, no han tenido oportunidad alguna de ponerse en contacto, ni tener ningún tipo de relación cultural que de eso se trata todo este asunto, aunque lamentablemente los políticos, siempre “meten la pata” en temas que no entienden.
Tiempo después, al solicitar información al respecto, a mi contacto con Uruguay, esto es lo que me respondieron.

“Lamentablemente no hemos tenido novedades del alcalde de Illescas a quien oportunamente le hicimos llegar una solicitud de apoyo para nuestra comunidad de Illescas en Uruguay. En las próximas horas te enviare copia de la carta que le enviamos, por cierto que nos gustaría mucho saber que ha pasado porque la gente de aquí había quedado muy esperanzada con la posibilidad de recibir alguna ayuda. Yo he intentado hablar telefónicamente con Tofiño y no he podido. Intentaré nuevamente en las próximas horas para tenerles informados para ver si es posible mover la cooperación que solicitamos.”
observase  la excelente calefacción central que tienen estos niños.
 Frente a este estado de cosas, solo me queda que pensar, que los alcaldes, siempre pasan de aquellos temas que no les  son indispensables, para su supervivencia en el cargo, que en algunas ocasiones el pueblo que gobiernan no les importa lo más mínimo, como pretender entonces que les importe, lo que le pase a unos centenares de habitantes, allá al otro lado del mundo.
Como alguien que nació y creció en Illescas, mi orgullo por mis raices es grande, quisiera conocer quienes fueron aquellos antepasados que cruzaron el gran charco y se asentaron en aquellas tierras formando una comunidad, que aún en la actualidad lleva el nombre que les vio nacer. Pretender que los políticos, sean del color que sean se impliquen en algo, que no les aporte beneficios, es una ardua tarea, pero desde aquí quiero decir a mis amigos y conocidos, de este y del otro lado que no cejaré en mi empeño, de que los dos pueblos, se conozcan y que algún día establezcan esas relaciones que nunca debieron de perder.
Espero que coincidan conmigo en que es una gran oportunidad para conocer parte de nuestra propia historia.
Las fotos que se muestran, son de la pequeña escuela, el día del libro, como se puede apreciar Comparadas con cualquier colegio de nuestra región o nación, (a pesar de los recortes en educación) no tienen nada que ver, pero la sonrisa de los niños es igual en todas partes.

3 comentarios:

  1. No se como te extraña, a mi no.
    Se te quitan las ganas asta de votar, me da lo mismo de que partido sean mientras no les beneficie no quieren saber nada de nada.
    Me a encantado tu relato...

    ResponderEliminar
  2. Muy buena toda la peripecia!
    Saludos desde Uruguay (no de Illescas)

    ResponderEliminar
  3. Hola me gustaria ponerme en contacto con esa persona uruguaya,
    te dejo mi mail: petermendez77@hotmail.com

    ResponderEliminar